7 consejos para hacer las mejores llamadas a la acción (call to action) en email marketing

llamadas a la acción en email marketing

Las llamadas a la acción o “call to action” son una invitación que se le realiza al cliente para que este ejecute algún tipo de acción, como por ejemplo, que le de click a un botón o enlace. Estas invitaciones a la acción pueden encontrarse en un email marketing.

Para entenderlo mejor, un call to action (CTA) es ese elemento que encontramos, por lo general, al final de una reseña, ya sea de un producto o servicio del que queramos tener información y que te invita a ir a un determinado enlace para obtener esa información.

El uso del CTA trae múltiples beneficios a tu marca, ya que no solo aumenta las probabilidades de que los usuarios vean y respondan tus correos, sino que incrementa el tráfico a tu página web. 

Por eso, a continuación te hablaremos sobre  cómo realizar las mejores llamadas a la acción en email marketing.

¿Cómo hacer las mejores llamadas a la acción o “call to action” en email marketing?

Antes de realizar un call to action, debemos conocer bien cuál es la finalidad de este elemento, y cómo este puede resultar atractivo para la persona que está leyendo en el correo electrónico. 

Un llamado a la acción incentiva al usuario a hacer lo que le sugerimos, sin embargo, este elemento del marketing no actúa solo, sino que debe ir acompañado de un contenido atractivo que atrape a la persona y le deje con ganas de saber más. 

Puede que esto suene algo complicado, pero a medida que se vaya realizando, será cada vez más fácil.

Acá podrás encontrar algunas recomendaciones para que realicen unas efectivas llamadas a la acción:

1. Crea un texto atractivo dirigido a la acción

Se le debe ofrecer al cliente un avance de lo que ofrece de forma creativa para que este se vea enganchando a la información y desee saber más. 

No es recomendable utilizar palabras o frases como “dale click aquí”, “descargue”, o “regístrate”, ya que esto da la sensación de que se le está obligando al usuario a ejecutar la acción.

En cambio, algo que el cliente siempre agradecerá es algún tipo de “muestra gratis” del producto o servicio que ofrece y si se le pone un límite de tiempo para entrar, casi probablemente hará clic, al menos para conocer qué se le ofrece antes de perder esa oportunidad.

2. Ubica el call to action en un lugar visible para el lector

Las personas inician la lectura de un correo electrónico desde la parte superior izquierda hasta la parte inferior derecha, por ello, debes tomar en cuenta el lugar dónde vas a ubicar el enlace o botón para que el usuario pueda acceder al resto de la información.

Debido a la forma en la que las personas inician la lectura de los correos electrónicos, lo más recomendable es ubicar las llamadas a la acción a la derecha o en la parte centro inferior del correo, para que así sea más visible en el email marketing. 

3. El texto debe ser corto y visible

Aunque hablamos de que la ubicación del llamado a la acción, también es importante crear un texto que sea corto, pero que inste a la persona a darle click.

Además, el texto debe ser de un tamaño adecuado para que sea fácil de leer, es decir, no muy pequeño pero tampoco tan grande, ya que puede resultar desagradable a la vista del usuario. 

4.  Dirígete directamente al usuario

Una forma de dar mayor confianza al usuario es empleando un lenguaje casual, escrito en primera persona. La idea es que la persona sienta que el correo va dirigido específicamente a él, ya que de esta forma se sentirá más cómodo y a gusto con la publicación.

5.  Da un sentido de urgencia

En la actualidad, las personas quieren disfrutar de todas la experiencias que el Internet puede ofrecer, por eso, no suelen perder ninguna oportunidad para disfrutar de lo que las empresas pueden ofrecer a través de la web.

Por ello, el darle una fecha límite al enlace hará que la persona no solo lea el correo, sino que acceda directamente al enlace que ofrece el email marketing, con tal de no perderse la información que ofrece su marca. 

6. Agrega imágenes direccionales

Las imágenes direccionales, como las flechas, son un elemento que te será de gran ayuda para captar la atención del usuario e invitarlo a darle click a tu CTA.

Una imagen simple que tenga una forma creativa siempre resulta atractiva a la vista del usuario y motiva a la interacción con el contenido. 

7. Toma en cuenta el público al que va dirigido 

Los intereses del público siempre van a interferir en el momento en el que este acceda a ver una campaña de email marketing o le de click a un enlace.

Debes poder ser capaz de medir en tus envíos anteriores qué público mostró interés y qué tipo de contenido le atrajo más, para así poder enviar tus campañas con un nivel de certeza que garantice que estas puedan ser bien recibidas. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *